Esta web usa cookies. Si continuas navegando por esta web estarás aceptando nuestra política de cookies.

AceptarMás información

El peluquero no es maricón pero sí que rompe ojales con su pollón

18 min. Linda Brown es una madurita harta de lo mal que se la folla su marido. Afortunadamente para ella han abierto una peluquería nueva en el barrio donde un chico muy detallista sabe cuidar a su clientela de maduritas como es debido. Por eso cuando entra Linda en seguida cierra la puerta de la calle y le pide que se siente en su silla de operaciones donde le ordena que abra las piernas pero no para hacerle las ingles brasileñas sino para masturbarla salvajemente hasta que chorree en dos squirtings. Ya satisfecha, Linda hace cualquier cosa que le pida, por eso se la come con devoción y le pide que la folle fuerte y por detrás donde más le gusta y donde hoy le van a dejar un hermoso creampie que decorará su culazo al final de esta escena.

Añadido el 25/08/2013

Ahórrate un 60% con nuestra membresía anual – ¡Haz clic aquí!

ACCESO DENEGADO

Contenido exclusivo para miembros

Regístrate (No, gracias)

+18

El contenido de esta página web es para adultos

Esta WEB contiene material para personas mayores de 18 años. Si usted es menor de 18 años o se puede sentir ofendido por imágenes y vídeos sexualmente explícitos debe abandonar esta página.

Language 1Language 2ENTRAR

Try us out securely with PayPal NOW!

PayPal!